Blog

FAMILIA

FAMILIA

Día de la Familia. Un gran Día.

Pues no hay sobre el planeta ninguna organización más válida, más perenne, de mayores frutos y de mayor pasado y futuro, que la familia.

La sociedad mundial empezó con la familia. La historia nos ha enseñado que todas las civilizaciones que han existido, se han hecho fuertes y han trascendido los tiempos, cuando tuvieron familias bien establecidas y bien honradas por todo el conjunto social.

Según como haya sido la familia, así ha sido el futuro de esas civilizaciones.

Según como sean nuestras familias hoy, será el futuro de nuestra sociedad.

Según como sean las familias hoy, serán las futuras generaciones, las que se encargarán de todo lo que viene.

¿Cuándo es auténtica la familia?

Un padre, una madre, e hijos. Es lo básico. Con todo el entorno de abuelos, tíos, primos, amigos.

Pero es así, en ese padre y esa madre, donde se funda todo.

Cada uno de los dos es importante, indispensable, único, trascendente al futuro, en su misión de padre o de madre.

Con una salvedad importante: que ellos dos no son seres independientes. Sino que son una unidad de carne y espíritu.

Y es en esta unidad donde se gesta y se realiza la fortaleza de la familia. Y, por consecuencia, se gesta también el futuro de sus hijos.

El futuro de los hijos es el amor trasmitido por los padres. No un mero amor sentimental. Sino ese amor que busca lo mejor. Y también lo único. Porque así tengas muchos hijos, cada hijo es único, irrepetible. Y cada uno ha nacido con una misión también única.

Hoy estamos en tiempos en que necesitamos fortalecer las familias.

Afianzar los vínculos matrimoniales. Llenarlos de comprensión, de compañerismo, de unidad. Cada uno con su misión propia. Cada uno con su carácter. Cada uno son su sexo.

Igualmente: afianzar a nuestros hijos. Desde pequeños enaltecerlos, hacerlos sentir lo que valen, por medio de tareas, trabajos, superaciones.

Pues no somos dueños de ellos. Sino administradores, para que como buenos administradores, hagamos que rindan más, y quizás rindan más de lo que ellos mismos piensan, y también nosotros pensamos.

Este es el tiempo de la familia.

Este es el siglo de la familia.

Todo depende de nosotros.

Una sociedad mundial quizás en decadencia por no haberlo advertido, nos toca la campana de alarma, nos clama.

Porque nos necesita más que nunca.

Compartiendo en nuestro mismo hogar, somos lo más importante de toda la inmensa sociedad que nos rodea.

 

Osvaldo Cuadro Moreno

Escritor, conferencista internacional y especialista en familia y autoayuda.

 

2 Comments

  1. JOSÉ MIGUEL DELGADO GARCÍA

    Muy agradecido mi querido Oswaldo, a veces nosotros los padres perdemos la oportunidad de ser buenos administradores. Asi que manos a la obra. Saludos José Miguel

    1. Homini

      Gracias por seguir nuestro blog, y nos alegra que le sea de beneficio para su familia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *