Blog

MADRE SIEMPRE

MADRE SIEMPRE

Hablando de la madre en estos días, lo que surge inmediatamente es un sentimiento de gratitud. Porque nos trajeron, nos llevaron en su vientre, nos aguantaron, e hicieron todo lo posible para que fuéramos felices, aunque a veces se equivocaran en sus decisiones.

 ¡Y nos aguantaron! Porque a veces, tal vez por culpa de ellas mismas, éramos unos malcriados. Protestábamos por todo. Nos creíamos dueños y señores de todo. Teníamos una rabieta siempre a tiempo. Pero para las madres éramos especiales, únicos. Y así como luchaban, tenían paciencia, disposición al sacrificio, y una confianza infinita en el amor.

 Algo que no se puede dejar de agregar es el poder de perdonar. Todas las veces que fue necesario. Perdonar siempre. Perdonar todo “porque el hijo es el hijo”. Y así el hijo es el gran dominador, él tiene un trono en el corazón de su madre.

 ¡Cuántas veces esta madre se equivoca! Y cría hijos sobreprotegidos. Pero, con todo, aún así, esas madres son las que custodian la unidad familiar. Pues un hijo, sea él lo que fuere, haga lo que hiciere, siempre podrá confiar en su madre, en su mamá. Y por eso mismo, gracias a ese enorme corazón, ella es quien tiene la mayor capacidad de rescatar a ese que se equivoca en la vida.

 ¿Qué madre se va a negar a dar un beso de amor a su hijo, en cualquier situación en que él viva?

 ¿Qué hijo no sabe que su madre lo va a perdonar siempre, lo va a querer siempre, lo va a recibir siempre? La palabra para una madre es esta: siempre. Pues ella es madre siempre.

 Hemos visto a una madre ya en agonía, mirar con amor y gozo a su hija, transformarse, cuando vio que se le acercó el hombre que la había abandonado y la abrazó.

 Pues efectivamente el amor cura. En Estados Unidos el centro médico de la Universidad Stanford comprueba científicamente el poder del amor no solo en el alma, sino también como analgésico.

 

Osvaldo Cuadro Moreno

Escritor, conferencista internacional y especialista en familia y autoayuda.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *