Blog

MIS PADRES… MIS MEJORES COACH

MIS PADRES… MIS MEJORES COACH

En un mundo que va a toda velocidad…haz una pausa y piensa.

¿Estás acompañando adecuadamente en este viaje llamado VIDA, a tu hijo? o,  ¿simplemente eres un espectador de todo lo que sucede a su alrededor?

Vayamos por partes. Un coach tiene como misión llevarte; de donde estas -tu realidad- a donde quisieras estar -un escenario ideal-, en la lógica de que todos merecemos los mejores resultados, reconociendo, nuestras competencias como seres humanos.

El coach es una especie de compañero de viaje para la vida. Una de sus tareas principales es orientarte para que obtengas mejores resultados a partir de tomar decisiones que te hagan salir de tu zona cómoda… ¿en qué se parece un coach a un padre de familia?

Un padre de familia debe potenciar lo mejor de cada uno de sus hijos. Trabajar sobre sus cualidades así como también en las debilidades. Se debe partir del conocimiento profundo de cada uno de ellos. Para llegar a ese punto debemos invertir tiempo en escuchar, conocer y sentir.

No vale con conformarnos en cubrir sus necesidades materiales, tenemos que ser los guías y referentes de sus vidas. En suma, nuestros hijos deben aspirar a superarnos y a ser la mejor versión de sí mismos.

Para ello tenemos que asignarnos una tarea personal e importante, infundir grandes ideales a nuestros hijos. ¿Qué te toca hacer?, desafiarlos positivamente y ponerles metas realizables de acuerdo a su edad.

Nos toca también alentarlos en el reconocimiento de sus capacidades y su valor como personas. Todo esto con un ingrediente infaltable: AMOR.

En este camino, sus hijos estarán expuestos a caer en las “creencias limitantes” y “auto-sabotajes”, que muchas veces son las causas para no emprender nuevas acciones. Los  padres deben ayudarlos a que se superen y se exijan.

Si esperas grandes resultados,  educar y guiar a tus hijos vía WhatsApp, Redes Sociales  o llamadas por celular. Ese no es el camino.

No basta con la motivación (discursos o sermones), necesitamos mostrarles a ellos con hechos concretos que realmente sí nos interesan. Recuerda: las palabras educan, pero los ejemplos arrasan.

Se el coach para la vida de tu hijo y dedícate a él siempre, no renuncies al privilegio de ser padre o madre de ese ser que vino a este mundo para aprender y también para enseñarte.

 

* Lic. Abraham Rojas Canales

Conferencista de Homini – Orientador Familiar – Comunicador Social

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *