Blog

ORGANIZACIÓN PERSONAL Y FAMILIAR

ORGANIZACIÓN PERSONAL Y FAMILIAR

Compartir

 

Toda familia debería estar bien organizada. El orden supera muchos roces y problemas. Y educa a todos sus miembros en esos hábitos de orden y organización, a no perder el tiempo, a tener todo previamente dispuesto. Lo cual abarata costos, ahorra tiempo y confiere seguridad en sí mismo a cada uno.

Sigamos los siguientes consejos:

Horario Semanal

El horario familiar marca todos los tiempos fijos en la organización de la vida familiar. Hora del desayuno, almuerzo y cena comunes. Tiempos  en que estarán todos juntos, en comidas y otras actividades. Tiempo exclusivo para el matrimonio. Tiempos especiales para cada uno de los hijos. Tiempos comunes, con todos, en entretenimientos o aprendizaje. Salidas comunes fijas. Etc.

Horario Diario

El horario personal semanal no siempre es efectivo, sobre todo cuando generalizamos mucho y las cosas cambian según los días. Por lo tanto el horario semanal personal debe estar compuesto por la sucesión de horarios diarios. De modo que al comenzar la semana quede claro cómo cada uno va a emplear su tiempo – el bien mayor de que dispone – día por día.

Hábitos

En el hogar se debe construir la mayor cantidad posible de hábitos positivos. Porque esos hábitos adecuados van ordenando y organizando la vida. Una persona sin hábitos es insegura, porque ante cada situación tiene que pensar e improvisar. Los hábitos ayudan a establecer un control sobre la vida, y  confieren seguridad al que los tiene.

Costumbres de austeridad

Estas costumbres fortalecen el carácter. También lo hacen más independiente.

En la comida debemos primero que nada suprimir todo alimento chatarra. Segundo, deben comer a su hora, ya desde bebés. Tercero, deben comer lo que se les dé. Cuarto, deben gustar de todas las comidas, puesto que, en la medida en que son buenas también son sabrosas. Lo mismo debemos hacer con las bebidas.

También debemos ejercitar estas costumbres con la ropa y librar a nuestros hijos del consumismo, que los atonta y degrada. Deben usar lo que les conviene, no lo que dice la TV o lo que todos usan.

Servicios

Nos estamos refiriendo aquí a los importantes servicios rutinarios, que desarrollan la responsabilidad y ayudan tanto a la autoestima.

En un hogar cada miembro debe tener sus responsabilidades. Aunque haya personal de servicio trabajando en la casa. Desde pequeños los niños pueden lustrarse los zapatos, llevar la ropa sucia al lavadero. Y también pueden lustrar los zapatos de los mayores, prepararles el desayuno,  servirlos de diferente manera. Ya lo hemos dicho, pero lo repetimos ahora, para referirlo al orden del hogar.

Libro: Cómo preparar hijos triunfadores

Osvaldo Cuadro Moreno

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *