Blog

SERENIDAD

SERENIDAD

Apelar a la serenidad en este tiempo es sano y es sabio.

Porque podemos ver con claridad y a la luz del raciocinio las mejores soluciones para todo lo que estamos viviendo.

¿Será posible hacer este ejercicio de voluntad?

Yo creo que sí.

Depende de ti.

De cada uno.

Encontraremos en el camino voces de alarma, de zozobra, de tristeza y de espanto pero seamos firmes busquemos la serenidad. Todo reside en una decisión interior.

¿Y en qué consiste?

En estar sosegado en medio del fragor de la batalla que estamos librando cada uno desde el lugar donde se encuentra, sabiendo que somos luchadores y vencedores.

Nuestro pueblo peruano ha demostrado innumerables veces que tiene esa resistencia para poder revertir los embates de la naturaleza, de las crisis económicas y de los momentos de incertidumbre.

¡Somos luchadores! Que duda cabe.

Pero todo debe empezar por la serenidad.

Serenidad para amar y convivir con los míos y perdonar sus fragilidades.

Serenidad, si eres esposo, padre o madre.

Serenidad para calcular mi presupuesto real.

Serenidad para encontrar nuevos ingresos.

Serenidad para flexibilizar mis rutinas.

Serenidad para no abrumarme.

Serenidad para ver la realidad.

Serenidad para abrazar esta realidad.

Serenidad para ver la verdad.

Y así podremos transitar ligeros en medio de las dificultades. En tu interior hay infinitos recursos para poder mirar la vida con ilusión.

Una ilusión que debe tener como base un proyecto, un sentido.

Y con esta valiosa serenidad podemos caminar vencedores ante tantos cuestionamientos e incertidumbres que se nos presentaran cada día a lo largo de este año.

Por cierto siempre tengamos un espacio para estudiar y reflexionar, esto te ayudara mucho.

Seamos vencedores.

Estemos serenos.

Rocío Ramírez Castañón
Conferencista de Homini

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *