Blog

“The Victoria’s Secret Fashion Show” – Un debate sobre la belleza

“The Victoria’s Secret Fashion Show” – Un debate sobre la belleza

Compartir

Vivimos en un tiempo al que se le suele llamar “posmoderno”, un tiempo de confusión. En las leyes, en la educación y en la cultura desaparece de apoco la idea de un orden natural, de verdades absolutas y de valores absolutos.

Esta mentalidad posmoderna que descree de la posibilidad de un orden natural está en todos lados, sus caudillos circundan nuestra cultura: del cine a la TV, de la música a la literatura. El leitmotiv de nuestra época es “la libertad absoluta” y se reproduce como los conejos: lo pronuncian los iluminados en los Top Show de moda, es la estrella de las comedias de Hollywood  y alimenta las composiciones de mucha de la música que escuchamos. Se manifiesta de muchas formas: “Soy libre de restricciones”,  “El cuerpo es para gozarlo”,  “La vida es corta, disfrútala”.

Los iluminados de la “libertad absoluta” son los gurús del hombre moderno en un mundo que le ha dado la espalda al orden natural. Y la industria de la moda, aquellos que imponen las tendencias y las costumbres han sabido sacar provecho de este fenómeno. Han sabido hacer creer a los adolescentes que ser rebelde o ser libre  es vestir cool. Los chicos ahora creen que son rebeldes  porque sus pantalones están rotos y desaliñados o porque su peinado es el mismo que el de Miley Cyrus o Justin Bieber.  Vivimos un tiempo que padece  “falsa libertad” y “falsa rebeldía”.

¡Pero caray! ¡Como nos han atrofiado la conciencia: el alma y el cuerpo! ¿Cuántos adolescentes y jóvenes inseguros y acomplejados por asumir patrones y modelos de lo que ven y escuchan en la TV? o ¿Cuántos han frustrado su futuro por creer en aquella pretenciosa “libertad absoluta”?. Este fue el gran reproche que en una  famosa carta le hiciera  Shined O´Connor a Miley Cyrus por el mal ejemplo que daba a sus seguidoras en todos los escándalos que la mostraban como prostituida [1].

belleza-1_thumb2

¿Y qué hay con la belleza? ¿Cuál es la idea que tenemos de ella? La belleza es sin duda una de las grandes necesidades de todo ser humano, Dostoievski decía que el hombre no podría vivir sin la belleza, en todo la buscamos, así como buscamos la bondad y la verdad. El arte contempla a la belleza  y la expresa. Sin duda la vida es un misterio, pero un misterio grandioso y bello, a pesar de las vicisitudes y de las pruebas. Si estuviéramos atentos a los prodigios que ocurren cada día nos daríamos cuenta que la belleza se esconde en las cosas más simples y magníficas. La belleza es una necesidad, pero no una necesidad para ser usada  sino para ser contemplada, y  en la contemplación descansa la plenitud del hombre.

El problema es que la belleza se ha vuelto junto con el poder y el dinero, el máximo objeto de deseo, pero un objeto de placer, de uso y de consumo. La belleza cambió de imagen, le hicieron algunos retoques: se volvió cínica, efímera y vanidosa. Es estrella en la TV y se presenta en topless, se prostituye, sus chismes se cotizan junto con el morbo. Estamos influenciados por modelos que marcan los estándares de lo que debe ser la belleza, el amor, la mujer y el sexo, como si todo esto se redujera sólo al cuerpo, al consumo y explotación de la pura imagen. Curiosamente las personas nos amamos y aceptamos cada vez menos a nosotras mismas y estamos cada vez menos dispuestas a amar a otros. Estos modelos y la obsesión por imitarlos lejos de hacernos sentir bien, han abierto una brecha, un cumulo de complejos que nos impiden vernos, aceptarnos y querernos en forma real.

En este panorama de confusión  acerca de “lo que debe ser la belleza”, reconocer y aceptar nuestra propia identidad se ha vuelto una tarea titánica. Sentirnos auténticos, únicos, queridos e irrepetibles en un ambiente que nos bombardea de modelos chatarra, de consumo, de superficialidad y sin-sentido es un gran desafío.

sad-girl

Pero en el mundo de la publicidad y del marketing no todo es negativo. En el año 2002 Shelly Lazarous, presidenta de una de las compañías de publicidad más importantes del mundo después de ver los resultados de un estudio de mercado para su cliente Dove en el que quiere entender y medir qué tan bellas se sienten la mayoría de las mujeres, se dio cuenta de un dato muy preocupante, Shelly se quedó impactada al descubrir que más del 90% de las adolescentes y jóvenes de entre 12 y 18 años creen que no son bonitas y el 50% de las mujeres mayores de 35 años afirmaron que su cuerpo les daba asco.

Estos datos impactantes hicieron reflexionar a Shelly acerca del mal que hace la publicidad basada en el arquetipo artificial de la belleza femenina, porque al proponer modelos retocadas y re-producidas se genera que las mujeres se quieran identificar con patrones de belleza que no son reales o que representan sólo menos del 5% de mujeres.

Shelly se dio cuenta que voluntaria o involuntariamente la industria de la publicidad educa a las mujeres para querer identificarse con arquetipos de mujeres que representa menos del 5% de la población y que muchas veces no son reales. Por tal motivo quiso hacer algo que ayudara a revertir la tendencia para  cambiar ese enfoque y lograr que el 95% de las mujeres se acepten y se quieren como realmente son.

Entonces buscó soluciones y creó la campaña de publicidad “Belleza auténtica” en la que mostraba a mujeres reales de 20, 30 y hasta 60 años que se sentían bien consigo mismas a pesar de los años, las arrugas o las canas.

La campaña fue todo un éxito y logró posicionar a la empresa Unilever y a Dove como una marca con sentido humano: transparente, madura y congruente; y además impulsó un gran debate internacional acerca de la belleza. Por tal motivo Unilever decidió crear una fundación que ayude a las mujeres a aceptarse y quererse tal como son,  y a su vez la campaña posicionó a Shelly, una mujer apasionada, congruente y madura, como una de las publicistas más exitosas en el mundo.

josemanuel José Manuel Flores Eudave
Conferencista de Homini
Profesor de Filosofía

[1] La carta de Shined O´Connor  a Miley Cyrus se puede leer completaen: http://urgente24.com/areax/2013/10/la-carta-maternal-de-sinead-oconnor-a-miley-cyrus/

1 Comentario

  1. clases de cocina madrid

    Me gusta disfrutar y visitar blogs, aprecio mucho el contenido, el trabajo y el tiempo que ponéis en vuestro blog. Buscando en por hay he encontrado tu blog. Ya he disfrutado de varios artículos, pero este es muy adictivo, es unos de mis temas predilectos, y por su calidad me ha distraído mucho. He puesto tu web en mis favoritos pues creo que todos tus artículos son interesantes y seguro que voy a pasar muy buenos momentos leyendolos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *