Blog

UN PADRE CON SU HIJO VARÓN

UN PADRE CON SU HIJO VARÓN

¿Lo llevaste al estadio? ¿Lo llevaste a pescar; o a nadar en el río? ¿O a cazar? ¿Subieron juntos un cerro? ¿Pintaron juntos la casa? ¿Lavan juntos el auto?

¿Por qué decimos esto?

Porque sin acciones las palabras se las lleva el viento.

Hay padres que tienen un hijo adolescente que jamás se plancha el pantalón o la camisa o se tiende la cama. Es decir, crían hijos inútiles. Esos que un día tendrán un título universitario, pero que no sabrán como usarlo y verán que otros con medios títulos les ganan el partido de la vida.

¿Qué hacer?

Dialogar.

¿Pero por dónde empieza el diálogo?

Por hacer cosas juntos. Cosas que unan. Y mejor si es con un poco de aventura.

Pues si un hijo no admira al padre por lo que ve, no va a tener mucha disposición para escucharlo.

Pues si un hijo no es escuchado por el padre, cuando salen juntos, no va a tener mucha disposición para escucharlo.

Si el hijo es varón es más fácil para el padre estar a su lado todo el tiempo. “A su lado” no quiere decir no despegarse de él; eso sería cansador y aburrido. Queremos decir: acompañarlo en todas las etapas de su vida. Día tras día.

¿Cómo se logra esto?

Haciéndose acompañar.

Haciendo que para el hijo sea grato hacer cosas con el padre. Y –mejor todavía- realizar aventuras juntos. (Esas que tal vez van a asustar a la madre…).

El diálogo por lo tanto no consiste sólo en hablar, sino en compañerismo, atención, liderazgo.

También poniendo claras las cosas cuando se están enturbiando. Sin ceder. Sin escuchar quejas de la madre por ser el padre tan exigente o tan atrevido; por el contrario, esas quejas de la madre por el atrevimiento, ganan la adhesión del hijo.

Un padre debería decir: “mi hijo es mío, yo lo cuido, yo lo preparo, yo lo adiestro”.

 

Osvaldo Cuadro Moreno

Escritor, conferencista internacional y especialista en familia y autoayuda.

2 Comments

  1. Betty Castro

    Es verdad, de nosotros los padres depende de lo que nuestros hijos sean, de la educación con valores y sobre todo el ejemplo, gracias por este artículo, muchas gracias

    1. Homini

      Estimada Betty, gracias a ti por leernos y nos alegra que sea de utilidad para ti. Saludos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *